Ingredientes Tóxicos en Maquillajes, Cosméticos y Productos de Belleza

Organic Buenos Aires staff

La mayoría de los productos de belleza, maquillaje y cosméticos, incluyendo cremas faciales, shampoo, desodorante, lociones y jabones líquidos, están repletos de ingredientes tóxicos, cancerígenos, y químicos nocivos.

Las personas que usan maquillaje todos los días absorben 2.3 kilos de químicos en sus cuerpos cada año. Y eso sin contar los ingredientes tóxicos absorbidos a través de lociones, cremas, shampoos y acondicionadores.

De hecho, ni siquiera estamos seguros de cuántos químicos en realidad estás absorbiendo, porque no hay una ley que obligue a las empresas de cosméticos a enumerar todos los ingredientes en la etiqueta de sus productos.

El Instituto Nacional de Seguridad Ocupacional y Salud de los EE.UU. ha contado alrededor de 900 químicos tóxicos en los cosméticos!

Tomando esto en cuenta, Organic Buenos Aires siempre sugiere comprar una alternativa natural u orgánica de maquillaje, cosméticos, o cualquier producto de belleza. Alternativamente, podés hacer tus propios cosméticos y lociones. Mirá estas recetas para hacer productos de belleza y para la piel que son 100% naturales.

Siempre leer y evitar estos ingredientes tóxicos en maquillaje y cosméticos

Éstos son algunos de los ingredientes tóxicos y químicos principalmente encontrados en productos de belleza, lociones, maquillaje y cosméticos que definitivamente debés evitar:

Parabenos: Los parabenos son químicos que se encuentran generalmente en desodorantes, maquillaje, algunos shampoos y otros cosméticos, y que imitan a la hormona femenina estrógeno, y que pueden llegar a formar tumores de mama. Buscá estos ingredientes en la etiqueta del producto de belleza:

- Propilparabeno
- Ácido parahidroxibenzoico
- Parahidroxibenzoato
- Metilparabeno
- Etilparabeno
- Butilparabeno
- Ácido bencil-parahidroxibenzoico
- Ácido metil-parahidroxibenzoico
- Ácido etilo-parahidroxibenzoico
- Ácido propil-parahidroxibenzoico
- Ácido butil-parahidroxibenzoico

Ftalatos: Los ftalatos son plastificantes que están vinculados a defectos de nacimiento y la motilidad baja de espermatozoides, entre otros problemas, incluso la mutación celular.

Mercurio: El mercurio es muy peligroso y puede dañar la función cerebral. Informate sobre los peligros del contacto de la piel con el metal en este artículo. El mercurio se usa en rimel, gel, e incluso en gotas para los ojos. Puede aparecer como “timerosal”.

Plomo: El plomo se encuentra en muchas marcas de lápiz labial. Los estudios muestran que no hay ningún nivel seguro de plomo, y el plomo permanece en el cuerpo durante toda tu vida. El plomo es una neurotoxina y puede causar problemas de aprendizaje, lenguaje y comportamiento. También está vinculado a la infertilidad y aborto involuntario.

Lauril sulfato de sodio (SLS o SLES): El lauril sulfato de sodio es un tensoactivo, emulsionante y detergente que se utiliza en miles de cosméticos, incluso en casi todos los shampoos, tratamientos del cuero cabelludo, tintura para el cabello, y agentes blanqueadores, como dentrífico, loción corporal, limpiador facial, base de maquillaje, jabón líquido, detergente y aceite de baño. El lauril sulfato de sodio está contaminado con dioxano, un carcinógeno.

Almizcles: Se utilizan como fragancias, y pueden acumularse en tu cuerpo. Los almizcles se han relacionado con la irritación de la piel, trastornos hormonales y el cáncer.

Fragancias artificiales: Las fragancias artificiales pueden causar asma y ataques de asma, y se encuentran entre los cinco alérgenos principales. Estas fragancias artificiales también pueden contener neurotoxinas y causar trastornos hormonales.

Subproductos derivados del petróleo: Los subproductos derivados del petróleo se utilizan en maquillaje, shampoo, shampoo para bebés, y cremas faciales, entre otros productos. Los subproductos derivados del petróleo se han relacionado con el cáncer, y con frecuencia no están detallados en la etiqueta.

Metilisotiazolinona (MIT): Es un químico que se utiliza en el shampoo para evitar que las bacterias se desarrollen, y puede causar problemas en tu sistema nervioso.

Tolueno: El tolueno está hecho de petróleo o alquitrán de hulla, y se encuentra en la mayoría de las fragancias sintéticas. La exposición crónica al tolueno está vinculada a la anemia, bajo recuento de células sanguíneas, daño al hígado, daño renal, y puede ser peligroso para los fetos.

Aceites minerales, Parafina y Petrolato: Estos productos cubren la piel como si fueran plástico, obstruyendo los poros y causando la acumulación de toxinas. Se han relacionado con el desarrollo celular lento, el envejecimiento prematuro, el cáncer y la alteración de la actividad hormonal.