Cómo Hacer Aceite de Coco

Si querés aprovechar de los muchos beneficios del aceite de coco, tenemos la respuesta acá con estas fáciles recetas de hacer aceite de coco en casa.

El aceite de coco vendido comercialmente puede ser refinado, fraccionado, hidrogenado o virgen. Muchas veces el aceite de coco refinado también está blanqueado y desodorizado, y es utilizado con fines industriales y comerciales, no para cocinar. El aceite de coco fraccionado elimina los importantes ácidos grasos de cadena larga contenidos en el aceite de coco.

Por otro lado, la hidrogenación expone al aceite de coco a alta presión, y mientras que el aceite sea más duradero, también puede contener grasas transgénicas. El mejor tipo de aceite de coco, por lejos, es el aceite de coco virgen, que se produce sin el uso de productos químicos, y es ideal para cocinar y para aplicaciones tópicas.

El aceite de coco virgen se puede hacer en casa y es relativamente fácil de hacer. Dicho eso, vamos a explicar tres métodos para hacer el aceite de coco en casa sin el uso de máquinas o productos químicos.

Hacer el Aceite de Coco en Casa

Asegurate de que tengas cocos frescos y maduros para estas recetas.

1. Fermentación del Aceite de Coco

  • Pelar dos o tres cocos. Guardar el agua de coco en un recipiente aparte.
  • Rallar la pulpa del coco y ponerlo en una bolsa de red.
  • Mantener la bolsa firme. Presionarla con tus palmas para extraer la leche de coco.
  • Sumergir la bolsa de red en el agua de coco y pulsar de nuevo para extraer aun más leche de coco.
  • Mezclar el agua de coco restante con la leche de coco y poner la mezcla en un frasco de vidrio. Mantener el frasco
    a temperatura ambiente durante 20 horas.
  • El aceite de coco va a flotar sobre el agua de coco. Arriba del aceite va a haber una capa de proteína que es blanca.
  • Filtrar el aceite de coco, que debe ser incoloro o amarillo pálido.

2. Proceso de Calentamiento del Aceite de Coco

  • Extraer la leche de coco como se muestra arriba y luego calentarla a fuego lento.
  • Mezclar la leche de coco de forma continua para no quemarla.
  • La leche de coco se volverá más espesa mientras se cocina y el aceite de coco se separará de la mezcla. El agua de
    coco se evaporará, dejando el aceite de coco y la papilla detrás.
  • Continuar cocinando antes de sacar el aceite de coco del fuego.
  • Una vez que el aceite de coco está tibio, ponerlo en un frasco de vidrio limpio y seco.

3. Prensado en Frío del Aceite de Coco

  • Triturar la pulpa de coco y tostarlo sobre la hornalla o en el horno hasta que el coco esté dorado. También se
    puede utilizar un deshidratador si tenés.
  • Usar un exprimidor de alta resistencia para extraer el aceite de los copos de coco. Poner los copos de coco en el
    exprimidor en pequeñas cantidades.
  • Guardar el aceite de coco y la fibra seca por separado. Una vez terminado, repetir el proceso de nuevo utilizando
    la fibra seca.
  • Mantener el coco en reposo durante unas horas para filtrar el aceite de coco de la crema de coco que queda
    debajo).

Otras tips sobre estas recetas de aceite de coco

Utilizar el aceite de coco de estos tres procesos en la cocina o sobre la piel dentro de los tres meses después de hacerlo.

Se puede guardar el frasco de aceite de coco en la luz del sol durante unos días después de hacerlo si es que hay humedad.

En base a estos tres métodos, se cree que el método en donde no se utiliza el calor es el mejor, ya que retiene todos los nutrientes.

Para más información sobre los tantos beneficios del aceite de coco, consultar los siguientes artículos:

facebooktwitter
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

E-mail:

publicidad
affiliate_link
publicidad